El mes de marzo visité esta estupenda exposición de uno de los artistas españoles contemporáneos más interesantes de los últimos 40 años. El propio artista tituló la muestra “El arte como laberinto” y se planteó para que el visitante pudiera perderse por la Sala Alcalá, 31 que se adapta a las inquietudes del artista como un guante.

La arquitectura del edificio le sirvió al artista como soporte para levantar un entramado de pasillos y rincones que invitan a disfrutar de la visita como si pasearas por una de sus más recientes obras pictóricas.

Toda una experiencia poder entrar en ese universo metafísico planteado por Pérez Villalta, como una carcasa con huecos, rincones y recovecos que está esperando a que los llenes tú con tus vivencias, un espacio diseñado para la autoexploración.

Os dejo algunas imágenes de la exposición.

Newsletter

Disfruta antes que nadie de las últimas noticias, nuevos cursos, lecciones gratuitas, etc...

¡Te has suscrito correctamente!