Estoy seguro de que todos vosotros habéis tenido en las manos alguna vez un lápiz y habéis intentado dibujar un árbol, una cara o un perrito. De una forma o de otra, habéis representado algo que estaba en vuestros ojos o en vuestra memoria.

Si ahora estás leyendo esto es porque te gusta dibujar y es posible que lleves tiempo haciéndolo pero no encuentras la manera de expresar lo que quieres. La explicación es sencilla: no conoces el lenguaje plástico, no te lo han enseñado.

En casa aprendiste a hablar, en la escuela aprendiste a leer y a escribir. Puedes expresar tus ideas y sentimientos mediante el lenguaje oral y escrito, puedes empatizar con alguien que te cuenta un problema personal, emocionarte con una novela o escribir una carta de amor. Pero no eres capaz de realizar un dibujo o una pintura como quisieras porque desconoces el lenguaje plástico.

La frustración que sientes al intentar dibujar un árbol, un rostro, o lo que sea, es producto de que careces de recursos, no sabes “leer” y no sabes “escribir” correctamente. Entre otras cosas, porque en las escuelas no están enseñando las artes plásticas como deberían.

Por tanto, debes de tener en cuenta que el dibujo es un lenguaje con el que tú vas a tener la capacidad, yo diría que el poder, de expresar tus ideas y sentimientos a los demás. Y para ello necesitas adquirir unos conocimientos y unos recursos técnicos.

CUALQUIERA puede aprender las técnicas de la plástica.

Newsletter

Disfruta antes que nadie de las últimas noticias, nuevos cursos, lecciones gratuitas, etc...

¡Te has suscrito correctamente!